jueves, 15 de agosto de 2013

Cuenta regresiva para un nuevo iPhone


Nuevo sistema operativo y nuevo teléfono. Esos son los planes de Apple, hacer coincidir la salida de iOS 7, la renovación de su software, y su gama de móviles. Como es norma de la empresa,ni confirma ni desmiente. All Things Digital, perteneciente al Wall Street Journal, asegura que el 10 de septiembre será la presentación del nuevo iPhone según una fuente anónima de la firma de Cupertino.

Aunque es cierto que el Moscone Centre de San Francisco estará ocupado durante esos días por la conferencia de desarrolladores de Intel, también lo es que el iPhone 5 se presentó en un teatro en San José, una forma de volver a sus orígenes. Hasta ahora la fecha que se contemplaba era el 18 de septiembre. Tim Cook, consejero delegado que cumplirá dos años en el cargo el 24 de agosto, quiso aplacar las exigencias de los inversores con la promesa de nuevos productos en otoño. Si se tiene en cuenta que cada vez más Apple comienza a vender en Estados Unidos la semana siguiente el 18 no parecía una opción descabellada, así se llegaba realmente estrenado el otoño. Lo habitual es que al mes y medio comience la venta en Europa.

Adelantar la presentación al 10 de septiembre es una forma de reconocer la necesidad de innovar y competir. Solo unos días antes, el 4 de septiembre, durante la feria IFA en Berlín, un lugar donde se muestran aspiradoras, lavadoras y frigoríficos junto a los últimos móviles y tabletas, Sony y Samsung enseñarán sus apuestas navideñas.

La japonesa sacará a la luz un nuevo móvil llamado a suceder al Xperia Z, un modelo sumergible con pantalla de cinco pulgadas que se ha colado entre los más vendidos de 2013. La coreana hará lo propio con su phablet, el híbrido de tableta y móvil. Galaxy Note 3, acompañado de su característico puntero táctil destaca por contar con aplicaciones propias para el dibujo, retoque y edición, así como una generosa duración de la batería. Dos productos que, salvo cambios en su ciclo, estarán listos antes de Navidad. Ahí Apple puede ganarles la partida llegando antes de las tiendas, pero lo principal es el producto.

¿Qué se puede esperar del nuevo iPhone? Para empezar, si no rompen la rutina, que se llame 5S. Llegará acompañado de un modelo algo más modesto para hacerlo más accesible con intención de conquistar el mercado chino donde se enfrentan a fabricantes locales como Huawei, ZTE y Xiaomi. Un precio más ajustado les permitirá mantener una amplia cuota de usuarios de su sistema operativo y, en consecuencia, seguir rentabilizando su tienda de aplicaciones. Apple se queda el 30% de cada programa vendido en su plataforma.

La compra de Authentec deja entrever la inclusión de un sensor de huellas dactilares. Apple no apostó por el chip NFC (near fiel communication), una tecnología de proximidad que se usa para hacer pagos por ahora, pero con múltiples opciones de seguridad. Esta sería su opción para evitar que intrusos usen el teléfono sin permiso, se pague o se acceda a contenidos de manera certificada.

Sería lógico que, después del malestar por el cambio de clavija, se mantenga el tamaño de pantalla. De lo contrario tocaría renovar toda la gama de accesorios, desde fundas a altavoces, soportes en el coche...

Al margen de especulaciones sí hay algunos aspectos que Apple tendría que mejorar de manera urgente. Para empezar, la batería. Un teléfono de más de 500 euros no puede permitirse una autonomía tan escasa. O se va con el cable para comenzar a recargar a primera hora de la tarde o se usa una batería externa. Dos soluciones molestas que no encajan con la excelencia que propagan.

En segundo lugar, una cámara de fotos acorde a los nuevos tiempo. Mientras que Sony y Samsung han dado el salto a los 13 megapíxeles, el iPhone sigue anclado en ocho. No se puede negar que es el aparato más usado en Flickr, el almacén de Yahoo!, muy popular entre los aficionados a las imágenes, pero tampoco es asumible que un año después de llegar a las tiendas mantenga un sensor con errores. Por ejemplo, cuando se enfoca a una fuente directa de luz las fotos salen con una molesta mancha morada. La solución de Apple fue aconsejar que no se tirasen fotos directamente de la luz. Normal si lo que deslumbra es el sol, pero no tanto si es una farola, neon, un foco...

Las filtraciones a blogs especializados en tecnología ha comenzado a mostrar fundas y carcasas de un nuevo modelo de iPad. La quinta generación de la tableta sería algo más fina, un 30% más ligera y con un marco de reducidas dimensiones. Queda por descubrirse si, por fin, habrá un iPad Mini con pantalla de alta definición.

En cualquier caso, da sensación de continuidad más que de una revolución o ruptura. Tan solo la presentación de un televisor táctil o el esperado reloj con conexión a Internet podría marcar distancias con la competencia.


Mostrar EmoticonesEmoticon